DIÁLOGO CON ANDRÉS PÁEZ Y CARLOS PÉREZ

 

Lugar: Salón Azul, USFQ
Fecha: 16 de febrero de 2016
Duración: 1 hora 45 minutos

El 16 de febrero de 2016 se llevó a cabo un diálogo entre Carlos Pérez y Andrés Páez. De esta manera, la temática trató el análisis de la actual situación política económica del Ecuador, junto con los diferentes métodos que puedan asegurar el desarrollo económico desde la perspectiva indigenista y la social demócrata, respectivamente. A continuación, un resumen de las ideas expuestas por ambos invitados y algunos puntos en común entre los mismos.

Andrés Páez

  1. El desempleo y el subempleo como cifras engañosas

La población económicamente activa del Ecuador es de aproximadamente 7.5 millones de personas. De esta cifra, el 4.77% de las personas se encuentran desempleadas, y el 48,09% son subempleadas. En este punto, Páez señala como estos dos constituyen la mayor angustia de la sociedad ecuatoriana. Al mismo tiempo, urge dejar a un lado los eufemismos generados por la nomenclatura bolivariana para “disfrazar las cifras”, puesto que el término de empleo inadecuado, refiriéndose al subempleo, es lo contrario al empleo digno. De esta manera, según el asambleísta, la deuda más apremiante que tiene el correísmo con la historia ecuatoriana es el no haber tomado las medidas necesarias para enfrentar el problema del empleo.

  1. La falta de inversión extranjera y sus causas

La dolarización demanda que el Ecuador tenga fuentes para poder sostenerla. Una de estas es la liquidez, es decir la cantidad de dinero disponible que circula en la economía. Otra es el crédito que los bancos privados entregan a los particulares para que dinamicen el mercado a través de acciones productivas. Sin embargo, otro punto clave es la inversión extranjera, y es precisamente en este punto en el cual el país en el 2015 recibió una cifra 10 veces menor que la del Perú, y 20 veces menor que la de Colombia. Sobre todo, existen cifras y rankings realizados por organizaciones internacionales que demuestran el por qué Ecuador no es un país atractivo para la inversión extranjera. Por ejemplo, dentro del índice de Estado de Derecho, publicado por el World Justice Project , el Ecuador se encuentra en el puesto 77 entre 99 países. En el índice de Facilidad de Negocios según el Banco Mundial, se encuentra en el puesto 117 entre 189 países. En el índice Mundial de Innovación según la universidad de Cornell y las Naciones Unidas, se encuentra en el puesto 119 entre 1414. Finalmente, el riesgo país al 15 de febrero del 2016, era cerca de 1700 puntos, siendo este el segundo más alto del mundo después de Venezuela. Por lo tanto, todas estas cifras, ahuyentan a los posibles inversionistas.

  1. Cómo la política ha cambiado en el Ecuador

El Ecuador tiene 15 millones de habitantes. Al mismo tiempo, existen 23 millones de celulares, de los cuales el 80% son teléfonos inteligentes. Consecuentemente, este fenómeno social-tecnológico ha incidido en el cambio de los mecanismo políticos durante los últimos dos años. Hoy en día, las personas no solo pueden acceder a varias fuentes periodísticas e informáticas, sino que se convierten en entes activos de la participación política al poder opinar sobre los acontecimientos nacionales. De esta manera, ya no son los políticos quienes dicen lo que se debe hacer, sino que los roles se han rotado y ahora es la gente la que demanda acciones.

  1. Medidas para salir de la crisis actual

Uno de los primeros puntos mencionados por Páez, es la reducción del gasto público. De esta manera, observa la austeridad como principio fundamental junto con la priorización de las metas del mismo. Es decir, se debe asegurar la calidad de este gasto para poder reducir los niveles de corrupción dentro del sector publico. Otra alternativa propuesta es la gestación de un gran pacto social. A su vez, este deber incluir el concurso desde la fuerza pública, los empresarios, los sectores indígenas, el magisterio y en definitiva todos los grupos vinculados con la actividad del país. Añade que no es posible gobernar desde la exclusión de opositores. Como puntos secundarios menciona también el generar fondos desde gobiernos amigos y organismos internacionales, realizar una fiscalización que devuelva seguridad jurídica al país, inyectar crédito al sector bancario privado y reducir el tamaño del Estado mediante el cierre del Ministerio de la Felicidad, la SUPERCOM y el CORDICOM.

Carlos Pérez

  1. El comunitarismo como alternativa al capitalismo y comunismo

El pensamiento comunitarista tiene su base en la relación entre propiedad y comunidad. Sobre todo, Pérez critica como la actual escena política ha intentado reactivar el empleo a través de la alianza pública y privada, pero ha dejado completamente de lado a lo comunitario. Como ejemplo, propone la actividad de la minga como una potente idea de construcción de nuevos ideales, todo esto sin mayores costos. Por lo tanto, el comunitarismo tiene una fuerte vinculación con la Tierra y la Naturaleza; razones por la cual el movimiento indigenista se encuentra completamente en contra de la sobreexplotación de recursos naturales, y plantea la búsqueda de nuevos modelos económicos basados en diferentes alternativas.

  1. La escena política, y sus actores, deben cambiar

Según Pérez, y en representación de todo el movimiento indígena, la solución al país no se encuentra únicamente en cambiar de mandatario, pero sí hacer una reestructuración del sistema. Como explica, no se trata de recuperar la democracia, sino de inaugurarla. De la misma manera, recalca el hecho de cómo a pesar de que el Estado reconoce los Derechos a la Naturaleza, estos han terminado en ser una mera estrategia política, que ha sido tergiversada de su ideal inicial y reemplazada por la búsqueda de lograr ganancias. Finalmente, agrega que el Ministerio de la Felicidad debería ser derogado, así como la Secretaria de Inteligencia y el CORDICOM.

  1. El modelo económico debe buscar otras alternativas

De acuerdo a Pérez, el Ecuador debe basarse en la raíz ecológica, para poder tener una economía fuerte y sustentable. Por lo tanto, una propuesta desde el movimiento indigenista es la suspensión definitiva a la explotación del Yasuní, ya que desde el punto de vista económico, este no es viable y se terminaría trabajando a pérdida, a los precios de mercado de petróleo actuales. Al mismo tiempo, se propone una moratoria a la extracción minera, ya que el país no puede ser, ni quiere ser, una potencia industrial o armamentista basada en este tipo de explotación a la naturaleza. En cambio, el Ecuador debe buscar ser una potencia ecológica, turística y agropecuaria.

  1. Cambios

A finales de 2015, se despidieron aproximadamente a 100 mil personas. Pérez explica que esto se debió a que no había suficiente dinero como para mantener a estos trabajadores, lo que, tuvo su causa en el mal manejo del gobierno actual. Por lo tanto, recomienda generar unidad alejada a los partidos políticos y que se concentre en los jóvenes y demás grupos relegados por la actual esfera política, para así poder proporcionar el libre surgimiento de cambios.

Puntos en común

  1. La urgencia de arreglar las elevadas cifras de desempleo y subempleo, al mismo tiempo que se culpa al gobierno por su mal manejo y falta de prevención en mecanismo de este tema.
  2. La eliminación del Ministerio de Felicidad y el CORDICOM.
  3. Generar un cambio en la manera en la que los ciudadanos interactúan en la esfera política, ya sea este a través de la unidad o de una participación más activa.

 

Autora:

Edit foto sam

 

Samantha Freire, estudiante de economía de la Universidad San Francisco de Quito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s