La dolarización, la caja de conversión y la inestabilidad económica en el Ecuador

El debate académico sobre la situación de la economía ecuatoriana con una moneda propia incluye la implementación de regímenes de caja de conversión.

Sin embargo, el regreso del sucre a través de la aplicación de esta medida no es válida para el caso ecuatoriano, debido a la ineficiencia de la misma en mercados emergentes, la falta de privatización y la incertidumbre del régimen que se experimenta en el país.

La implementación de un régimen de caja de conversión con el sucre para poder perseguir una política en contra de la inflación es una alternativa que busca otorgar credibilidad económica. Como explica el investigador económico costarricense, Quesada, y tomando en cuenta la definición de  Sir Alan Walters, diseñador de la caja de conversión de Hong Kong, un régimen de caja de conversión consiste en el intercambio de la moneda local por una de reserva internacional a una determinada tasa fija; con el requerimiento de que la caja mantenga activos financieros realizables en moneda de aquella denominación al menos por un valor igual al de la moneda doméstica emitida. En otras palabras, en estos regímenes no puede haber emisión sin respaldo, el cual debe ser como mínimo del 100% (1997). Por lo tanto, se dice que existe una moneda local, y que la soberanía del país no ha sido transgredida. Sin embargo, lo único que queda en el territorio nacional es un mero espectro de la moneda local; y esto no siempre es suficiente como para salvar el valor económico de la misma.

Además, en el hipotético caso de que el Ecuador implemente la medida mencionada; con la inflación actual, tampoco sería factible devaluar la moneda para tener un mejor ajuste a los actuales problemas económicos. Es más, existe una correlación casi exacta del 99, 7 % que relaciona la devaluación de la moneda con la tasa de inflación en los países con mercados emergentes como el Ecuador. Por lo tanto, es correcto afirmar que en el país se tiene una relación de uno a uno entre la devaluación y el incremento en la inflación. De esta manera, aquellos que afirman que sin la dolarización se tendrían mejores salidas a la crisis, están en lo incorrecto porque lo único que causaría esa devaluación sería más inflación.

El economista y profesor Hanke explica como en los países con mercados emergentes, que se han dolarizado, su economía crece más rápido, la tasa de inflación es más baja, y los déficits en el sector fiscal son menos que en los países que tienen bancos centrales y monedas independientes. De esta manera, los países dolarizados entran en el llamado rango de prosperidad que se basa en la estabilidad y predictibilidad del mercado (2015).  En este punto, es oportuno plantear la cuestión de por qué, si el Ecuador se encuentra dolarizado y debería contar con todos los aspectos prometidos anteriormente, actualmente
se encuentra al frente de una crisis económica. Esto se debe principalmente a dos factores: la falta de privatización y la incertidumbre del régimen.

Print

La idea de establecer un régimen de caja de conversión en el Ecuador empezó durante la campaña presidencial de Bucaram, y era una idea que se estableció principalmente en Guayaquil. Posteriormente, con la presidencia de Mahuad, se decidió deshacerse completamente del sucre e implementar dólar. De esta manera, el sistema de dolarización proveería disciplina fiscal, puesto que, cuando se limitan las posibilidades del financiamiento público y el control sobre la oferta de dinero, el gobierno es sometido a la necesidad de buscar fuentes alternativas de ingresos o reducir sus gastos. Sin embargo, los gastos gubernamentales no disminuyeron y dieron paso a otro fenómeno: la falta de libertad económica.

Según la regla establecida en 1970 por el economista americano, Thomas Borcheding, conocida como Bureaucratic Rule of Two, el gobierno debería vender sus compañías para hacer crecer a la economía del país. Esto se respalda en el hecho de que las compañías privadas siempre superan a las estatales.  De esta manera, si se produce la misma cantidad y calidad de un bien o servicio dentro del sector público, y se lo compara con el sector privado, el costo de producirlo en el primer sector es el doble de lo que sería en el privado. Ahora bien, esto se refleja especialmente por la cultura contractual corrupta existente, donde existe mucho flujo de dinero por debajo de la mesa. Sin embargo, cuando se hace un contrato dentro del sector privado, estos deben seguir normas más claras y específicas, lo que lo obliga a ser más transparente. Por lo tanto, el gobierno ecuatoriano debería cambiar de política, puesto que la única forma actual de incrementar la productividad es sacar algo del sector público y ponerlo en el privado. Ahora bien, la práctica de esto es mucho más difícil que la teoría, puesto que se convertiría en un dilema ideológico en el Ecuador.

La incertidumbre del régimen es otro problema que afecta actualmente a la economía ecuatoriana, puesto que el sector privado desconoce la situación del futuro. Por lo tanto, las personas no saben que tan seguros estarán sus derechos de propiedad privada de acuerdo al flujo libre de efectivo. Actualmente, el país se encuentra bajo una incertidumbre tan grande, que el gobierno puede en cualquier momento cambiar las reglas del juego. De esta manera, es casi imposible calcular correctamente el valor de un activo, puesto que las personas empiezan a descontar el flujo libre de efectivo que piensan que van a generar, y así el valor de este cae. Ahora bien, la dolarización reduce esta incertidumbre puesto que con esta moneda, una vez estandarizada, se sabe cual va a ser el flujo libre de efectivo de mañana, y cual va  a ser su respectiva tasa de descuento.

El dólar tiene varias características que lo hace una de las monedas más fuertes del mundo, puesto que se estima que el 90% de la mercancía para mercados internacionales está preciada en dólares, y además, esta es la segunda moneda más popular para transacciones de mano a mano. Sin embargo, y a pesar de que se tiene en el país una moneda fuerte, el tener una política económica basada en el aparato estatal y en el petróleo como principal fuente de ingreso del Presupuesto General del Estado, además de las políticas comerciales restrictivas, los altos aranceles que en teoría deberían fomentar la producción y venta de productos nacionales, son algunas de las condiciones que ahondan más la inestabilidad económica percibida en el país.


Referencias

Quesada Méndez, E. ( Diciembre de 1997). Caja de conversión: Características, principios operativos e implicaciones de política. Departamento de investigaciones económicas del Banco Central de Costa Rica. Recuperado el 25 de octubre de 2015 desde http://www.bccr.fi.cr/investigacioneseconomicas/politicacambiariaysectorexterno/Cajas_conversion,_caracteristicas,_principios_operativos_implicaciones_politica.pdf

Hanke, S. (Octubre de 2015). Charla sobre la dolarización en el Ecuador. Cámara de Comercio de Quito.

photo credit: Für eine Handvoll Dollar 71/366 via photopin (license)


Autora:

Edit foto sam

Samantha Freire, estudiante de Economía de la Universidad San Francisco de Quito.