La noche del domingo 28 de febrero, el presidente Rafael Correa aludió en su intervención a los medios de comunicación, su impulso por los cambios que se pretende realizar hacia las Fuerzas Armadas ecuatorianas, muchos de los cuales, no han sido del agrado para militares en servicio activo ni para aquellos en servicio pasivo. En el enlace ciudadano 465, Correa pronunció la siguiente frase donde cito textualmente “Soldados, una cosa es jerarquía y otra cosa es desigualdad, y en este país tiene que acabarse la desigualdad”. Además, detalló reiteradamente que existen “prácticas discriminatorias” entre oficiales y sus subalternos, específicamente refiriéndose a las diferencias que existen en el rancho, los montos de pensiones, cesantías, educación y áreas de esparcimientos.

Este episodio tan controversial del que se ha dado de que hablar en las últimas semanas, es tan solo un referente de la pugna existente entre el primer mandatario y los sectores militares. No obstante, el pasado mes de febrero esta controversia llegó a su paraje más relevante cuando el presidente decidió destituir el alto mando militar. Este hecho sucedió como respuesta a un comunicado, en donde textualmente los jefes militares se pronunciaron haciendo alusión a que se defenderá el patrimonio del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA). Cabe recalcar que, en el mes de diciembre del año 2015, se impulsó una enmienda en la constitución, la misma que fue aprobada por la asamblea en donde se estipulaba que las fuerzas armadas adquieren un rol adicional de apoyar a la seguridad integral del estado, lo que implica que los militares podrán controlar, conjuntamente con la policía nacional, el orden público. Es decir que a medida que el gobierno va adquiriendo un papel más protagónico dentro de las FFAA, al mismo tiempo las confronta de forma deliberada, en ámbitos económicos y jerárquicos, dentro y fuera de la institución.

La administración estatal reitera que ha proporcionado US$2.000 millones en inversión a las fuerzas armadas. Asimismo, el presidente menciona que dichos recursos tienen que ser bien repartidos de una forma equitativa, donde no beneficie a unos pocos, ni perjudique a otros. Un ejemplo donde el gobierno enfatiza que existe una brecha descomunal entre oficiales y la tropa es en la cantidad de indemnizaciones que reciben las familias de cada grupo. Según el artículo N° 60 de la ley de seguridad social de las FFAA, para obtener el monto de indemnización, se calcula el sueldo promedio tanto de oficiales como de tropa y se lo multiplica por cincuenta. Es así que los parientes de un oficial fallecido reciben $ 49 809, mientras que los parientes de uno de tropa US$ 31 110, donde se evidencia una brecha de US$ 18 669. ¿Hay equidad en dichas cifras?, supongamos que se regulariza las indemnizaciones, y que tanto oficiales  como tropa reciben el mismo monto, los beneficios serían más bajos para oficiales y quizás más altos para la tropa, ya que el monto que aportan al ISSFA es un porcentaje del sueldo que ganan, es decir, todos los militares en servicio activo aportan el 23% de su sueldo. Si ponemos en consideración que los sueldos de militares en servicio activo varían entre US$ 885 a US$ 5275, dependiendo su rango, no todos tendrán el mismo porcentaje de aportación; por lo tanto, el monto que reciben, si hablamos en términos de equidad, no sería justo para aquellos que aportan más.

Correa ha declarado que es excluyente llamar la columna vertebral de la patria a las Fuerzas Armadas, y manifiesta que los policías, los profesionales y las madres, también son parte de esa columna vertebral. Con esto se puede dar a flote que la relación entre el presidente y las FFAA ha tenido un carácter de tensión en los últimos meses; sin embargo, el futuro de la relación entre ambos bandos dependerá mucho del nuevo ministro de defensa, Ricardo Patiño, a quien se le ha sido otorgado el cargo desde comienzos del mes de marzo. Aunque muchos aseguran la posibilidad de que un 30-S vuelva a repetirse, es de esperar que un marco de acuerdos se enfatice en la relación; no obstante, la posición desafiante del primer mandatario da cabida a que lo que se busca es provocar algo, tal como advirtió días atrás “la brutalidad podrá tener la fuerza, nunca la razón”.



 

Referencias:

http://www.eluniverso.com/noticias/2016/02/14/nota/5402023/pensiones-militares-subieron-homologacion-salarial

http://www.observatoriofiscal.org/attachments/article/2390/Escala_sueldos_FFAA_May.11[1].pdf

http://www.elcomercio.com/actualidad/segurodevida-militares-oficiales-issfa-fuerzasarmadas.html

http://www.presidencia.gob.ec/debemos-acabar-la-inequidad-y-con-las-castas/

http://www.issfa.mil.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=129&Itemid=490#c-remuneración-mensual-por-puesto

Foto: By Agencia de Noticias ANDES (CENEPA 20 AÑOS) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)%5D, via Wikimedia Commons

 


 

Autor:

IMG-20160229-WA0000

Ayrton Ruales, estudiante de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en la Universidad San Francisco de Quito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s