Flexibilización laboral de las pasantías

Con el proyecto de ley que puede reformar la Ley de Pasantías en el Sector Empresarial se podría reducir el tiempo de contratación de un año a 6 meses con opción a renovarse si se establece relación de dependencia, así como quitar la obligatoriedad de pagar el sueldo mínimo a los pasantes. ¿El objetivo? Aumentar la cantidad de pasantes que se contratan en las empresas, haciendo que su contratación sea menos costosa. Según declaraciones del presidente, el error se cometió por humanismo y la medida terminó teniendo un efecto que no era el deseado. Pero, lo importante es que en esta discusión no hay nada nuevo, por lo que los conceptos que se tratarán se aplican también a los puestos de trabajo que pertenecen a la nómina. Es casi como la vieja dicotomía entre calidad y cantidad: si se quiere tener más empleo, se debe reducir las condiciones en las relaciones laborales (la llamada flexibilización). Por lo que, tomando la frase que Carlos Pérez utilizó el anterior diálogo: “Los ricos ven más lejos pero los pobres sienten más hondo”, podríamos saber qué posición esperar de cada persona (siguiendo con las casi dicotomías). Una persona con menos posibilidades sentiría más las condiciones laborales, mientras que una persona con más posibilidades se preocuparía más por indicadores de desempeño que reflejen alguna dirección específica.

Entonces, ¿cómo se puede tomar una decisión al enfrentarse a un trade off entre tener más empleo o tener empleo digno? Generalmente, se podría buscar un justo medio entre estas dos opciones para poder intentar encontrar la mejor solución, pero en la práctica no es tan fácil lograrlo. Por ejemplo, si bien se puede pensar que es deseable mejorar las condiciones laborales, la dificultad surge al momento de decidir cuánto exactamente. Con esto no se cuestiona el cálculo del salario mínimo y el salario digno en relación a los precios de bienes y servicios necesarios. Tampoco las condiciones para poder despedir a los empleados. El problema más difícil es en la medición de la magnitud del trade off.

Es decir, cual es el impacto que puede tener este tipo de medidas en el desempleo. O también, viéndolo de una manera más econométrica, qué tanto de la variación del desempleo puede ser explicado a través de la aprobación de leyes que aumenten los costos de contratación de personal con el fin de mejorar las condiciones laborales. El punto es que, supongamos que puedan existir los datos suficientes para poder examinar el antes y después de la aprobación de este tipo de leyes, todavía se tendría que controlar las demás variables que puedan afectar el desempleo.

Personalmente, al escuchar esta noticia me acordé de un artículo de opinión de Bernardo Acosta que había leído durante mi primer año de universidad: “Salario Digno, Vida Indigna”. En este se cuestionaba el alza salarial por decreto ya que podría ser causa de desempleo, entre otras cosas. Aquél artículo fue publicado en el 2009 y, después de casi cinco años, y con un año difícil por delante, se empieza a hablar (y proponer proyectos de ley) para intentar reducir el posible trade off que existiría. La situación económica si ha cambiado desde el 2009, pero esta discusión en específico no. La razón es por la distorsión en el mercado que podría causar la interferencia externa por parte de algún agente, en este caso el gobierno. Generalmente, a partir de estas distorisiones se puede causar o bien escasez o exceso de la cantidad tratada en el mercado. En este caso, al tratarse del mercado de trabajo, la medida podría causar una escasez en la cantidad de empleo ofertada, es decir desempleo.

Resulta pues más fácil empezar esta medida con los pasantes, al ser personas con una demanda mucho más elástica por los puestos de trabajo. Además, puede ser una manera de combatir el desempleo joven, al ayudar a los estudiantes a ganar más experiencia laboral más rápidamente y a las empresas a contratar de manera más eficiente al darles la oportunidad de conocer más fácilmente a potenciales nuevos empleados. A pesar de esto, este proyecto de ley se aplicaría exclusivamente a las empresas privadas, por lo que queda por ver si se tomará alguna medida en el sector público.


Referencias:

http://www.elcomercio.com/actualidad/pasantes-reformaslaborales-estipendio-ecuador.html

http://www.trabajo.gob.ec/mi-primer-empleo-sistema-de-pasantias/

http://www.elcomercio.com/actualidad/salario-digno-vida-indigna.html

http://190.152.249.214:8090/CalculadoraSalarioDigno/index.jsf

photo credit: Maritim Fragil 01 ¬ 160116.0373 via photopin (license)


Autor:

foto autor 2

Sebastián Reyes, estudiante de economía de la Universidad San Francisco de Quito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.